24 junio 2020

Blended Learning: Pasado, presente y futuro unidos en un mismo aprendizaje

Equipo Soul

Blended Learning: Pasado, presente y futuro unidos en un mismo aprendizaje

Gracias al avance de las nuevas tecnologías, hemos visto como durante los últimos años el sector de la enseñanza ha ido adoptando nuevos métodos y plataformas para desarrollar aprendizajes más eficientes. Sin embargo, este acercamiento a las tecnologías, este acercamiento hacia el e-learning, de momento, sigue siendo un complemento a la enseñanza presencial y, precisamente, es a esta mezcla de enseñanzas tradicionales y de tecnologías educativas a la que se llama blended learning, b-learning, o enseñanzas mixtas en español.

¿Cómo funciona el blended learning?

Como os comentábamos en nuestra introducción, el blended learning combina enseñanza tradicional con métodos de aprendizaje online. Es decir, en este sistema de enseñanza la adquisición de conocimientos tiene lugar tanto en el aula como en un entorno virtual. Por ello, el alumno acudiría a clases presenciales en una institución con un profesor y completaría su formación desde cualquier otro lugar a través de plataformas digitales.

Sin embargo, aunque muchas veces hemos mencionado en anteriores artículos que la enseñanza virtual permite al usuario elegir el lugar y el momento para poner en marcha su aprendizaje, es cierto que en este tipo de enseñanzas mixtas puede darse el caso de que, aunque el lugar puede ser el que uno prefiera, el tiempo sí tenga que estar condicionado a unos horarios. ¿A qué nos referimos? 

Dentro del aprendizaje mixto existen dos maneras de estructurar dicho b-learning: 


De forma sincrónica, donde instructores y alumnos deben estar presentes al mismo tiempo dentro del espacio virtual para el correcto desarrollo de la clase y su interacción.

De manera asincrónica. Es decir, este modelo permite que la asistencia al curso se adapte a las necesidades del alumno, permitiéndole conectarse cuando mejor le convenga, facilitándole de esta forma el aprendizaje de los contenidos, pudiendo organizarse su propia rutina.

Ambos métodos tienen sus ventajas e inconvenientes; pero lo cierto es que, sea cual sea el modelo elegido, ambos resultan ser el completo ideal para completar la formación presencial tradicional hasta el momento.

Ventajas del aprendizaje mixto:

1. Este sistema de aprendizaje, apto tanto para el área empresarial como para el ámbito educativo, permite expandir el alcance del aprendizaje, hasta ahora limitado a la aulas, mientras, además, atrae a generaciones de nativos digitales.

2. Facilita el aprendizaje personalizado, otorgando plataformas versátiles capaces de prestar mayor atención a quienes lo necesitan o mayores recursos a quienes muestran interés-.

3. Estos conocimientos, al estar incluidos dentro de un LMS, permiten que el alumno pueda acceder a ellos siempre que lo necesite sin limitaciones de tiempo o espacio.

4. El docente transforma su papel: deja de ser una fuente continua de información para pasar a ser un mentor que sencillamente guía el aprendizaje de los usuarios.

5. Además, el b-learning puede llegar a reducir los costes de la formación al poder; por ejemplo, reutilizar los materiales didácticos repartidos entre los alumnos.

En definitiva, el blended learning es la mezcla perfecta entre lo mejor del aprendizaje tradicional -del aprendizaje social- y lo mejor de las nuevas plataformas de aprendizaje. Una combinación que en la actualidad se presenta en una promoción de 70% aprendizaje presencial, 30% aprendizaje virtual pero que, según las predicciones sobre el aprendizaje tras el COVID-19, se invertirá dando prioridad al aprendizaje online.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Crees que el aprendizaje virtual desbancará al aprendizaje tradicional? Cuéntanoslo en LinkedIn.

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados