13 mayo 2020

Competencias desarrolladas teletrabajando o cómo esta crisis nos ayuda a seguir creciendo

Luz Vázquez Rodríguez

Competencias desarrolladas teletrabajando o cómo esta crisis nos ayuda a seguir creciendo

Llegando a los dos meses de confinamiento debido a la crisis sanitaria que estamos viviendo, hacemos un parón y reflexionamos acerca del teletrabajo. Y es que muchos nos hemos visto empujados a teletrabajar de forma inmediata, hacer frente y coger “el toro por los cuernos” porque no había más opciones. Sin embargo, no todo es negativo; y es que esta crisis nos ha dado la oportunidad de incluir entre nuestras soft skills nuevas competencias desarrolladas teletrabajando.

A lo largo de los últimos años se ha ido implantando en mayor o menor medida el teletrabajo, en algunas empresas con mayor recelo y desconfianza, en otras con mayor ilusión a la hora de emprender y adoptar una forma de trabajo diferente, pero ahora, independientemente del lado en el que se encontrasen nuestras empresas, todas las que han podido seguir su actividad con el teletrabajo así lo han hecho. Ha costado adaptarse, empleados y gerentes han tenido sus más y sus menos con esta modalidad. Ahora bien, si nos ponemos a pensar en aquello positivo que nos ha traído esta crisis de cara a las empresas, ¿qué podemos sacar?

Competencias desarrolladas teletrabajando: ¿Cuáles son?

Con más o menos preparación para ello y con más o menos ilusión, hemos afrontado nuevas formas de trabajar que nos han permitido desarrollar otro tipo de competencias apenas sin darnos cuenta. En contra de cualquier ideología de que el teletrabajo supone un distanciamiento y una disminución de la parte más humana y relacional que caracteriza al ser humano, el teletrabajo ha traído el desarrollo de competencias interpersonales que son valoradas altamente por las organizaciones. El teletrabajo, está permitiendo que nuestros empleados se reinventen, saquen lo mejor de sí mismos, estén adquiriendo competencias que posteriormente permitirán el desarrollo profesional de los mismos.

Esta situación nos ha traído tiempo, tiempo para conocernos a nosotros mismos, para identificar nuestras fortalezas y debilidades, tiempo para crecer.

Entre las tareas cotidianas del hogar, crianza de los hijos y actividad laboral, hemos sido capaces de gestionar, planificar, delegar, empatizar… Estas son algunas de las competencias en las que muchos de nuestros empleados habrán crecido y se habrán desarrollado, competencias muy valiosas para una organización que, después de esta crisis, adoptará seguramente el teletrabajo entre sus formas de trabajo.

Hemos aprendido a hacer uso de distintas herramientas, de usar recursos distintos a los que estábamos habituados, a hacer las cosas de forma distinta, hemos crecido en creatividad. Hemos pasado por distintas fases emocionalmente, desde la tristeza, la ira, la incertidumbre, al optimismo, al autocontrol, a identificar cómo afectan nuestros sentimientos, nuestras emociones en nuestras rutinas diarias y a introducir nuevas formas de desconexión (Gestión del estrés). Hemos aprendido a gestionar nuestras emociones (Inteligencia emocional).

Tras la tormenta siempre llega la calma y el aprendizaje

Sin duda, somos más empáticos, y es que ver compañeros o jefes con dificultades a la hora de compaginar teletrabajo con obligaciones domésticas o académicas, con dificultades económicas o que han tenido que sufrir las secuelas del COVID-19 desde cerca, nos ha hecho trabajadores más colaborativos, más preocupados por los otros. Hemos acortado distancias enseñando nuestros hogares, nuestros desórdenes y a nuestros hijos en pijama.

Ahora somos grandes gestores del tiempo, donde las tareas del hogar y cuidado de los niños se solapan con las obligaciones laborales. Nos hemos visto obligados a priorizar, a delegar repartiendo tareas y obligaciones entre los más pequeños teniendo en cuenta características y habilidades… En muchos hogares incluso han surgido nuevos líderes de forma natural y planificación y organización, son competencias que ponemos, ahora más que nunca, en marcha a diario e incluso dentro de las organizaciones ha surgido una mayor confianza de los gerentes respecto a los empleados delegando tareas.

Todas estas competencias desarrolladas teletrabajando nos ayudan a crecer diariamente y sin duda nos preparan para un teletrabajo de calidad, para poder desarrollarnos a nivel personal y profesionalmente cuando todo vuelva a la normalidad.

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados