19 noviembre 2020

Inteligencia Artificial en el Workspace: El secreto para transformar las relaciones laborales a través de la tecnología

Javier Garrido

Inteligencia Artificial en el Workspace: El secreto para transformar las relaciones laborales a través de la tecnología

Es indudable que la pandemia ha acelerado la adopción de tecnologías y nos ha demostrado que es posible digitalizar más de lo que nos imaginábamos. Sin embargo, también ha sacado a la luz aspectos que poca gente había adelantado cuando los equipos trabajan en remoto, como la dificultad de cuidar la motivación, la implicación de los equipos o mantener la confianza entre los miembros del equipo. Por ello, hoy vamos a hablar de Inteligencia Artificial en el Workspace y sus beneficios. 

Cómo seguir construyendo equipos telemáticamente 

Los equipos que llevan muchos años juntos y que ahora están trabajando en la distancia funcionan bien porque antes tuvieron contacto físico, compartieron espacios, cenas, excursiones, cafés y se ganaron esa confianza y cercanía que ahora se mantiene. Pero, ¿qué pasa con los equipos que se forman en estos momentos? ¿Cómo mantienen los equipos de trabajo la motivación, el espíritu de pertenencia, a la vez que evitamos la sensación de aislamiento?

El espacio de trabajo toma, por lo tanto, más dimensiones de lo que habíamos imaginado. Al espacio físico (lugar desde el que trabajo) se suman otras dimensiones, como el espacio emocional, el espacio inteligente y el espacio de desarrollo personal. 

El espacio emocional: La IA centrada en el ser humano

Una vez pasemos la etapa en la que solo veamos la inteligencia artificial como sustituta de los humanos y como un peligro de pérdida de puestos de trabajo, pasaremos al momento en que la veamos como una catalizadora de las capacidades humanas, ayudando a centrarnos en lo que somos buenos y liberándonos de las tareas tediosas y repetitivas. La IA permitirá acercar a las personas hacia trabajos y habilidades de mayor valor.

Uno de estos ámbitos en el que la Inteligencia Artificial en el Workspace nos puede echar una mano es en medir el bienestar y la satisfacción de nuestros compañeros. El desapego, la sensación de distanciamiento, aislamiento y pérdida de motivación se acentúan con el teletrabajo. Las preguntas que nos debemos hacer son: ¿Cómo mantenemos la cultura de empresa con gran parte de la plantilla teletrabajando? ¿Cómo analizamos el clima y la motivación? ¿Cómo sustituimos la charla de un café, que tantas pistas e información nos proporciona en el día a día? 

Si bien el café virtual todavía no tiene sabor real, sí que empiezan a aparecer soluciones como https://nailted.com/es/, que permiten entender mejor al equipo, dar feedback fácilmente, enviar reconocimientos de forma mucho mas sencilla y que el equipo se sienta mas implicado de la cultura de la empresa. 

Un espacio Inteligente

Es el campo de la tecnología donde se produce una asociación que potencia lo humano, sacando lo mejor de ambos.Aquí entran todas las herramientas de productividad y trabajo colaborativo (Teams, Slack…), las plataformas de videoconferencia y todas las que estamos descubriendo cada día. Pero lo que más nos interesa son aquellas ligadas al procesamiento del lenguaje. 

Inteligencia Artificial en el Workspace: La productividad ligada a lo que hacemos

No hay nada más odioso que terminar una reunión y dedicarle tiempo a hacer un acta o redactar las conclusiones. ¿No se puede mejorar esto? ¿No puede un motor de procesamiento de lenguaje natural generar las tareas y distribuirlas? Aquí la Inteligencia Artificial en el Workspace tendrá un papel importante gracias al PLN y las posibilidades de entender el lenguaje humano. Entre las muchas aplicaciones destacaría: 

  • Uso de Colaborative Lenguage Engine o asistentes que permitan identificar las frases importantes de una reunión, hacer un cribado de los temas y ser capaces de generar resúmenes, lista de acciones y convocatoria de reuniones en base a lo hablado. IBM y su workspace con Whatson ya tienen propuestas en este sentido.
  • El uso de transcripciones automáticas en las videoconferencias, incluso entre diferentes idiomas. Meet, de Google, ya lo hace. 
  • Capitalizar el conocimiento para que un asistente virtual pueda responder a preguntas que solo los expertos de la casa tienen. Esto se puede conseguir aplicando técnicas de GPT3 para  absorber el conocimiento de los expertos de la compañía y de toda la documentación escrita de una compañía.  
  • Los asistentes virtuales pueden ser un buen punto de partida para mejorar los espacios de trabajo y además tiene un factor importante: las personas se vuelven menos cautelosas hablando con un asistente de Inteligencia Artificial y más abiertos a hacer preguntas que en otras circunstancias no se atreverían a hacer, ya que sienten que no hay juicio para hacer preguntas estúpidas o muy personales.  https://digitalhumans.com/ tiene unas propuestas muy interesantes. 

El espacio del desarrollo personal, la utilidad de lo que hacemos

El futuro no es un lugar al que vamos, es el lugar que creamos. El lugar de trabajo orientado al propósito reconoce la necesidad de entender el futuro para anticipar las necesidades, comportamientos y oportunidades del mañana. El camino para conseguir esto es la formación continua y estar preparado para lo que pueda venir. 

Las empresas entenderán que no hay mejor fórmula para anticipar que tener a los equipos en continua formación y aprendizaje. El aprendizaje a lo largo de la vida será tan natural como la reunión de seguimiento semanal o la reunión de sprint o el daily. Deberíamos tener en nuestras agendas reservados tiempos de formación, de adquisición de conocimiento o refuerzo de lo que tenemos. En definitiva, tiempo para la formación ágil. 

La Inteligencia Artificial en el Workspace ayudará a la selección de los mejores itinerarios formativos, vinculará a los empleados que quieren/pueden dar ayuda o colaboración en proyectos y ayudará a afianzar los conocimientos mediante asistentes o bots conversacionales que permitan hacer autoevaluaciones sin rubor y las veces que queramos de forma incansable. 

Pero la adopción de determinada tecnología debe hacerse con tacto, sobre todo si queremos que estos espacios realmente nos transformen hacia algo mejor y para esto se deberían tener en cuenta varios principios. 

Top 3 principios para transformar el entorno laboral digital

  1. Tratar a todos los empleados como si fueran clientes y, por tanto, dejar la libertad a estos de asumirla. Esto acercará las experiencias internas a las experiencias top que se ofrecen a los clientes. 
  2. Usar la persuasión y la búsqueda de una experiencia superior en el empleado para que este realmente se enamore. El uso de gamificación es un buen ejemplo de técnicas que hacen de la experiencia de uso un valor en sí mismo. 
  3. Transparencia. La incorporación de tecnología trae muchas cosas positivas y las empresas tratan de ocultar o minimizar los inconvenientes, como la pérdida de autonomía o un mayor control. Una transparencia en el proceso favorece la confianza. 

Y, por último, no estaría de más disponer en todas las empresas de un código ético sobre el uso de la Inteligencia Artificial en el Workspace que garantice a los empleados, clientes y proveedores que la empresa se compromete a corregir los sesgos éticos y morales que esta pueda ocasionar. Y si alguien no cae en qué dilemas morales pueden o no pueden dejarse en manos de la Inteligencia Artificial, que se dé un paseo por esta maquina moral del MIT.

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados