12 diciembre 2019

ISO 30401 ¿La gestión del conocimiento se puede normar?

Equipo Soul

ISO 30401 ¿La gestión del conocimiento se puede normar?

ISO 30401, así se llama la nueva norma que La Organización Internacional para la Normalización (ISO) publicó el pasado 2018 con el objetivo de apoyar a las organizaciones para desarrollar un sistema de gestión que promueva eficazmente y permita la creación de valor a través del conocimiento, tema central de nuestro artículo de hoy. 

En Soul nos interesa todo lo que tiene que ver con el conocimiento y su gestión. Es una faceta clave en los procesos de creación y transferencia del mismo. Por eso, estamos trabajando para que Soul se perciba como lo que es: una herramienta dentro de este campo que ayude a las organizaciones a transformarse en organizaciones SMART, en las que el conocimiento compartido forma parte de su propia esencia, de su Cultura. Por todo esto, la llegada de la ISO 30401 sobre gestión de conocimiento ha sido tan importante para nosotros.

De hecho, nuestro Subject Matter Expert, al trabajar en diferentes grupos a nivel nacional e internacional en este campo, ya nos lo advirtió: esta norma puede ser el punto de inflexión que nos haga replantearnos la manera de pensar dentro de este campo. 

¿Por qué es tan importante el ISO 30401?

Todos los interesados en la gestión del conocimiento detectamos que existen muchas ideas contradictorias en este área y que no todos llamamos a las cosas por el mismo nombre, lo que hace que caigamos en falsos mitos que, con el paso del tiempo, se convierten en axiomas. Por ello,  la llegada de este estándar ha resultado ser muy útil a la hora de a poner orden al respecto, definiendo elementos y conceptos clave para generar el entendimiento necesario de las personas que trabajan en este campo.

Un ejemplo será la definición del propio concepto. ¿Qué es la Gestión del conocimiento? En el marco de la nueva ISO, se define como el activo humano y organizacional que permite tomar buenas y efectivas decisiones dentro de un contexto.

Hasta ahora, la mayor parte de los esfuerzos se estaban concentrando en saber qué tipos de conocimientos teníamos, el explícito y el tácito, y cómo guardarlos y gestionarlos, dando muchísima importancia a los sistemas informáticos donde debían ser introducidos. Nos preocupaba la caducidad de los documentos propios del conocimiento explícito y la idoneidad de sus soportes y cómo hacerlos disponibles a las personas que finalmente tienen que utilizarlos. 

Pero esto ahora, a la luz de la ISO 30401, se puede ver con más claridad. Lo más importante no serán esas herramientas, sino esencialmente la cultura necesaria para que la identificación del conocimiento crítico, su creación, transferencia y almacenamiento efectivo sean posibles.

¿Qué cambia esta nueva norma?

Para empezar, el estándar nos dice que el conocimiento proviene de las personas, es intangible y no puede gestionarse directamente como un simple dato; y que además es aquello que añade valor cuando aumenta la eficacia de un objeto o proceso. Por otro lado, el conocimiento no tiene un recipiente único y que está íntimamente relacionado con el contexto. 

En esta nueva ISO, la gestión de conocimiento está ya tomando otra forma, centrándose en la gestión del entorno de trabajo y en la interrelación de las personas para generar entendimiento compartido. Esto supone, desde luego, un importante cambio de perspectiva con implicaciones tanto en las políticas organizativas como en las herramientas.

Este nuevo estándar indicará a cualquier organización qué es lo importante y por dónde tiene que empezar. Estableciendo que es de vital importancia marcarse objetivos dentro de este campo: ¿Para qué quieres el conocimiento? Esta va a ser finalmente la pregunta clave. Además, también permitirá una mejora considerable de los avances dentro de este campo, porque hará accesible a muchos, de forma unívoca, conceptos y procesos antes muy dispersos.

Desde SOUL estamos ya en el camino hacia la mejora de la gestión del conocimiento desde premisas como la transformación cultural, la apuesta decidida por el aprendizaje colaborativo y adaptativo y el enfoque hacia el conocimiento útil. Sabemos que no existe un único camino para hacerlo, pero queremos ser una opción que aporte y que sume… y estamos convencidos de que lo somos.

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados