09 febrero 2021

La clase magistral… ¿está muerta?

Vanessa Barambones

La clase magistral… ¿está muerta?

Hace unos años entendíamos que formar a nuestros colaboradores con una clase magistral era ir más allá que hacer una presentación interminable, poniendo fotos como elemento de atracción a un discurso que en algunos casos, resultaba algo tedioso.

Los primeros pasos

De esa reflexión evolucionamos hacia métodos mas “sofisticados” como, por ejemplo, los lanzadores de preguntas. Estos nos permitían romper la clase magistral de una manera dinámica y en ocasiones divertida, al proponer un estudio del caso y dejar que la “audiencia” participara en la resolución del mismo a través de diferentes opciones que podían contestar en su móvil.

El estudiante como protagonista

Poco a poco hemos ido evolucionando hacia metodologías dónde lo realmente importante es la persona que aprende, hay que poner en el centro al “estudiante” y dotar al aprendizaje de un plus de atractivo. Esto no quiere decir que la clase magistral tenga que dejar de existir, pero cuando queremos poner en práctica lo aprendido es necesario poner un contexto, una historia que permita precisamente eso, practicar o simular lo que ya sabemos con Gamificación o Realidad Extendida, por ejemplo. Es aquí donde la simulación juega un papel importante. Llevar un entorno real a un entorno virtual es sin duda, todo un acierto, pero si además a ese entorno le dotamos de Storytelling, una historia atractiva que nos permita ir evolucionando en nuestro conocimiento a medida que avanzamos en ella, y si nos engancha y reta es sin lugar a duda un método de aprendizaje realmente interesante.

¿Y si…?

Hoy en día para aprendizajes técnicos tenemos todavía dos variantes muy arraigadas. Tenemos clase magistral con experto, siempre interesante pero pasiva para el alumno o bien tenemos simuladores, donde se emulan las condiciones de contorno de una realidad. Pero y si, ¿mezclamos estas dos variantes en un nuevo concepto de aprendizaje? Y si ¿además de simular una realidad hacemos uso de una historia para hacerlo más atractivo? Y si, ¿usamos la experiencia del experto para que nos guie y evalúe en nuestro aprendizaje? Y si, ¿somos capaces de recrear un entorno que nos ponga en las mismas situaciones que vivimos en el día a día?

En este nuevo entorno, con esta nueva metodología, realmente conseguiríamos poner en el centro a la persona que quiere aprender. Este es el verdadero objetivo, hacer que la persona sea realmente la protagonista de su aprendizaje, independientemente de si la clase es “magistral” o no.

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados