13 diciembre 2019

La Transformación del Conocimiento: Más allá de los datos

Ana Belén García

La Transformación del Conocimiento: Más allá de los datos

El conocimiento no es estático; por el contrario, parece un ente vivo en constante crecimiento y desarrollo. Por ello, cuando hablamos de él nos gusta tener siempre presente el concepto ‘Transformación del Conocimiento’, el secreto que nos va a hacer comprender que el futuro gira siempre en torno al cambio. 

¿No os ha pasado alguna vez que intentáis explicar algo evidente para vosotros y nos sois capaces  de que otra persona lo entienda? A nuestro equipo le sucedió en una sesión con un grupo de expertos que tenía un espacio de captura de conocimiento. Cuando visualizamos el resultado de su trabajo, solo identificamos datos, eventos. Y al transmitir esa consideración, se armó el lio.

Intentamos mostrarles que el conocimiento no son datos, que implica algo más; pero debatían y en sus argumentos decían que ellos eran los expertos, que ellos consideraban que eso era lo importante. A veces nos gustaría que nuestras caras reflejaran algún emoticono, ¿os imagináis el que hubiésemos elegido?

Las bases de la Transformación del Conocimiento

Armándonos de paciencia, comenzamos por el principio: ”La pirámide”. Les razonamos que una forma de ver cómo se construye el conocimiento es pensar que partiendo de datos elaboramos una información con un propósito y que llegamos al conocimiento cuando aplicamos lo anterior para resolver un problema, para tomar decisiones. 

En esta sesión todos aprendimos mucho. Nosotros nos quedamos con uno de sus temores: escribir  algo que quedara para siempre y no fuera correcto. Para nosotros no era un problema. Pero ¿por qué para ellos sí?

En nuestra mente el conocimiento no es estático, evoluciona con el tiempo, es una facultad del ser humano por la cual comprendemos por la razón las cualidades y relaciones de las cosas. Dicha Transformación del Conocimiento es lo que queda cuando aplicamos conceptos, tomamos decisiones con la información y, por supuesto, está en continua evolución. Puede cambiar y cambiará porque los contextos se modifican, aparecen nuevos inputs para resolver un problema y, evidentemente, eso modifica su resolución. Por lo tanto, el conocimiento no es algo que se grabe sobre piedra, inamovible, que se capture cuando alguien se retira, como la meta a la que llegar en la vida.

Los expertos expresaron sus miedos, sus temores a poner algo visible ante los demás que luego tengan que modificar, puntualizar. Pero su miedo, aun no siendo objetivo, es real en sus mentes. Todos les ayudamos a tener esa idea, los vemos como oráculos, confiamos en sus decisiones, no vemos que aprenden de manera continua y que aprenden de sus errores.

Creemos que nuestro reto es la captura del proceso, el camino que recorre el experto en su ascenso por la pirámide, de manera dinámica. De esa forma, ayudaremos a otros a recorrerlo. La Transformación del conocimiento es continua mientras vivimos y su captura debe ser constante, se debe convertir en un estilo de vida.

Ana Belén García

Generamos estrategias, ideas, tecnología y soluciones

Derechos de autor © 2019 Tecnatom S.A. Todos los derechos reservados